728 x 90

Cine metro Av. Alem y Belgrano.

Tafí Viejo es la capital nacional del limón en Argentina

Tafí Viejo, la Ciudad del Limón, se encuentra a 12 kilómetros de San Miguel de Tucumán. Con más de 50 mil habitantes, es la mayor región productora y exportadora de cítricos del mundo. A diferencia de lo que ocurre en la mayoría de las ciudades argentinas, el centro comercial e institucional de la ciudad no está alrededor de la plaza principal, sino a lo largo de la Avenida Leandro N. Alem, reflejo de la vida social de la localidad. Otras arterias importantes son Avenida Roca, Camino del Perú y la Diagonal Raul Lechesi que conecta esta localidad con la ciudad capital de la provincia. El 2 de junio de 1939, obtuvo el título de municipalidad.

Comenzó como una villa veraniega, aunque su crecimiento y desarrollo como ciudad, a principios del siglo XX, está ligado a los talleres ferroviarios que trajeron un gran impulso. Semejante fuente de trabajo sedujo a trabajadores de otras provincias y extranjeros que engrosaron la población de la villa. Llegaron a ser los talleres más grandes de Sudamérica, sin embargo, en 1980, cerraron, lo cual significó un duro golpe económico y social. El 24 de enero de 1984, se produjo la reapertura de los mismos bajo el mandato del entonces presidente Raúl Alfonsín quién asistió a la ceremonia. Desde entonces, los talleres han estado funcionando pero de manera mucho más acotada que durante su apogeo.

Atractivos históricos

Respecto a las atracciones tradicionales, está el Festival Nacional del Limón inaugurado en 1970, se realiza cada año en el Club Villa Mitre durante octubre, donde participan las figuras más importantes del folklore argentino. También se encuentra el Museo Ferroviario que comenzó a funcionar en 2005, con el fin de rescatar objetos, herramientas, imágenes y parte de la cultura ferroviaria. En el salón se exhiben escritorios, máquinas de escribir, una melancólica boletería de Ferrocarriles del Estado y la vieja sirena que recordó a todo el pueblo, durante 70 años, la hora en que comenzaba el día.

Siglo XXI

Durante la primera gestión del intendente Javier Noguera (actual mandatario), fue inaugurada la hostería municipal Atahualpa Yupanqui. Además de brindar servicio de alojamiento, cuenta con un restaurante y un centro de interpretación arqueológica “THAAUI” de entrada libre y gratuita en donde se puede conocer parte de la historia taficeña y sus culturas originarias.

A esto se suma el Centro de Interpretación Ambiental y Tecnológico (CIAT), con el cual la realiza el reciclaje de los residuos sólidos secos como cartón, papel, metales, plásticos, generando fuente de trabajo a través de su comercialización. Esta planta de tratamiento de residuos sólidos secos es la única en el norte argentino.

Los inicios de Tafí Viejo

El nombre Tafí data del siglo XVI según el historiador Lizondo Borda. Primitivamente la voz era Taui, corrupción del vocablo aimara Thaaui, cuyo significado es: "lugar donde sopla aire frío o hace mucho frío." Descompuesta, la palabra sería thaa: frío y ui: que expresa el lugar donde hace o se padece frío. Esto se debe a que la ciudad se encuentra a los pies de la Sierra del Aconquija, a una mayor altura que San Miguel de Tucumán, y con la consiguiente diferencia en los valores térmicos. Los últimos hallazgos arqueológicos más importantes datan de hace 3 mil años y pertenecen a la cultura Candelaria.

Facundo Nanni es coautor del libro “Historia del municipio de Tafí Viejo”, que se publicó en el marco del Bicentenario de la Independencia. En este sentido, comentó que durante el siglo XIX se pretendía que Tafí Viejo fuera una villa veraniega, sin embargo “terminó siendo una sociedad obrera, multicultural, de mucho peso inmigratorio. Esto se debió a la inauguración de los talleres ferroviarios durante el clima del Centenario. En esa época además se transformó a nivel edilicio la ciudad”.

El limón, una marca española

“El cultivo del limón aparece con la inmigración española, sobre todo en la zona de Nueva Esperanza, durante fines del siglo XIX, desarrollándose varias fincas”, destacó el historiador y añadió: “La mano de obra no solo llegó de Europa, sino de Tafí del Valle, La Rioja, Catamarca, lo cual cambió la matriz identitaria”. De este modo, “al integrar poblaciones de distintas procedencias, se generan ideas políticas y culturales, como socialistas y anarquistas”, por eso, “Tafí Viejo recibió hombre y mujeres que traían ideas avanzadas en cuanto al teatro, poesía, libros anarquistas o libertarios. Eso produce un reclamo de acceso a la cultura que se observa hasta nuestros días”.

El reflejo de la política en las calles de la ciudad

Nanni comentó que “el radicalismo tiene una marca muy fuerte a principio de siglo XX. Los nombres de calles reflejan esa parte de la historia, como Leandro N. Alem, nombre de la avenida principal. También Carlos Uttinger, un agente violento en determinadas medidas en contra del pueblo, incluso debería repensarse ese nombre”, opinó. Destacó que “la llegada del peronismo provocó una gran transformación nacional. Tafí Viejo no estuvo exento porque el peronismo absorbe parte de identidades radicales, socialistas, anarquistas y lo resignifica. Con ese intento de integrar el capital con el trabajo. Esto se reflejó en los talleres ferroviarios donde las figuras de Eva y Juan Domingo Perón constituyen fuertes símbolos” y finalizó: “A partir de 1955 comienzan los desguases de los talleres que se concretaron en los años ´60, una marca muy fuerte que hoy sigue vigente en la ciudad”.

Galería de imágenes