728 x 90

10 de julio: Día de la Ganadería

10 de julio: Día de la Ganadería

El Día de la Ganadería se conmemora con el día de la fundación de la Sociedad Rural Argentina (SRA), el 10 de julio de 1866, fundada alrededor de las explotaciones ganaderas bonaerenses. La SRA es admnistradora del registro genético de los vacunos, porcinos, ovinos, equinos y aves de raza de toda la Argentina.

El 10 de Julio se celebra en todo el país, el Día de la Ganadería, una de las actividades económicas más importantes de Argentina de origen muy antiguo que consiste en el manejo y explotación para su aprovechamiento comercial como por ejemplo el ganado vacuno, ovino, caprino, porcino, equino, y también gallinas, pollos y conejos, para así obtener diferentes tipos de productos, tales como ser carne, leche, huevos, cueros, lanas, miel y demás.

El Día de la Ganadería se conmemora con el día de la fundación de la Sociedad Rural Argentina (SRA), el 10 de julio de 1866, fundada alrededor de las explotaciones ganaderas bonaerenses. La SRA es admnistradora del registro genético de los vacunos, porcinos, ovinos, equinos y aves de raza de toda la Argentina.

La primera introducción de animales domésticos, entre ellos vacunos, la efectuó Colón en su segundo viaje en 1493, los cuales fueron desembarcados en la isla de Santo Domingo. Como las expediciones españolas posteriores tocaron siempre esta isla, la misma se convirtió en un centro multiplicador y distribuidor de ganado.

Esta actividad estuvo unida al nacimiento de las prácticas agrícolas, que ligaban al hombre a la tierra y que, además, permitían el cultivo de forraje para los animales. De ese modo, cuando el hombre inició la domesticación de animales herbívoros como vacas, ovejas, cabras y abandonó la caza y la recolección de frutos, nació la ganadería, durante el neolítico y, muy probablemente, al mismo tiempo que la agricultura.

Estos animales como el ganado vacuno sirvieron, además de proporcionar carne, como animales de carga de mercancías, tiro del arado, suministro de pieles y, más tarde, de leche y derivados. El estiércol acumulado en los establos, estabulados y cuadras, debió haber servido de abono para los primeros cultivos.

Publicaciones

Leave a Comment

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Publicaciones

Más Comentado

Videos Destacados