Golpes de calor: consejos para prevenirlos y su tratamiento

Durante esta época del año son comunes los malestares productos de los denominados golpes de calor, el cual es producido por el aumento de la temperatura del cuerpo por una exposición prolongada al sol (insolación clásica) o por hacer ejercicios en ambientes calurosos o con poca ventilación al punto que el cuerpo pierde agua y sales esenciales para su buen funcionamiento.

La dirección de Salud Pública municipal elaboró una serie de recomendaciones para evitar este tipo de trastornos producto de altas temperaturas, que suelen afectar más a los niños y ancianos.

“Recomendamos evitar la exposición en los horarios de mayor radiación que es de 11 a 16 horas. Es necesario hidratarse, usar sombrero o gorra y protector solar. También hay que tener cuidado en la conservación de los alimentos en especial lácteos y fiambres para que no pierdan la cadena de frío”, explicó Laura Macchioni, directora del área.

En estas situaciones el cuerpo tiene dificultades para regular su temperatura por los mecanismos habituales como la sudoración por lo que se produce un aumento de la temperatura corporal.

“La hidratación es sumamente importante en estos días, y el agua es la aliada esencial. Se deben evitar las bebidas alcohólicas porque deshidratan”, agregó la profesional.

Para prevenirlo también es importante:

– Llevar siempre una botella con agua.

– Aun cuando no sienta sed, tomar la mayor cantidad de líquidos posible, sobre todo agua mineral y jugos de fruta fresca.

– Procurar estar a la sombra. Usar sombreros o pañuelos y ropa liviana y amplia, de colores claros.

– Evitar las bebidas con cafeína (café, té, bebidas cola) o muy azucaradas.

Compartir