La Guardia Urbana Municipal junto a los vecinos

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana interno ante el pedido de colaboración de una docente de la Escuela Prospero Mena, quien se encontraba de turno a la salida del horario escolar.

La maestra solicitó la colaboración dado que una de las alumnas no fue retirada por la familia del establecimiento escolar. El móvil de la Guardia Urbana Municipal se presentó en el lugar y estuvo allí hasta que llegó la madre de la menor. Ambos fueron trasladas al domicilio particular.

Compartir