Seguridad vial: ¿cómo conducir en una rotonda?

Las rotondas se imponen como elemento regulador del tráfico en cruces e intersecciones. Colaboran en la seguridad del tráfico, eliminan los clásicos cruces y aportan mayor fluidez, sin necesidad de semáforos.

Desde la Dirección de Tránsito municipal se solicita a los vecinos circular con precaución y respetar los siguientes aspectos:

-Conducir a baja velocidad y respetar las señales.
-Hacer el ingreso a la rotonda en forma pausada y cuando se esté completamente seguro de no tener ningún vehículo cerca.
-Ingresar por la derecha y mantener esta ubicación hasta alcanzar la vía de salida.
-Dar prioridad a quien circula por la rotonda
-Ceder el paso a quien intenta ingresar
-Salir por el carril derecho

Compartir